Creo que necesito ayuda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Creo que necesito ayuda

Mensaje  vodemham el Dom Jul 03, 2011 9:10 am

clodomir:
ante todo gracias por contestar a mi mensaje, te deseo mucha suerte en esto y lo unico que ouedo decirte es que se quieres alguien con quien charlar (aunque no te logre comprender) sólo tienes que pedirlo. un abrazo.
PD: me ha encantado lo de la protectora, ójala algún dia lograras abrirla.

vodemham
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Creo que necesito ayuda

Mensaje  Clodomir el Sáb Jul 02, 2011 7:15 pm

Hola, gente:

Escribo anónimamente porque siento que me estoy metiendo en un problema y estoy preocupado.

Mi madre, que en paz descanse, murió con apenas 57 años por causas derivadas del alcohol (en las navidades de 2009)

El tema es que siempre me ha gustado beber, pero desde que falleció ella no paro. De momento no se ha convertido en un problema social para mí, pero sí es cierto que la necesidad que tengo no es normal.

Ahora mismo llevo 4 litros de cerveza y media botella de whisky. También decir que no es mi tónica habitual, pero sí es cierto que no son dosis ni mínimamente normales, especialmente cuando veo que no puedo pasar más de 48 horas sin tomarme al menos un par de litros. Y 48 horas gracias a que las primeras veinticuatro no bebo porque tengo resaca del día anterior... Aunque, inclusive teniendo resaca, por la tarde ya me apetece tomarme un trago.

Entre el fallecimiento de la persona a la que más quería y la crisis que llevo sufriendo ya bastante tiempo, me siento débil para elegir qué es lo que quiero realmente. Sé que en el fondo es una excusa, pero quizás no sea lo suficientemente consciente.

No sé si esto va dirigido a vosotros o, en el fondo, me lo estoy dirigiendo a mí mismo, porque necesito preguntarme las razones... No lo sé. Sólo sé que me siento fatal por no poder dominar esto, pero que a la vez lo necesito.

Soy completamente incapáz de salir y tomarme una o dos cervezas. Si empiezo a beber, no puedo evitar ir, como mínimo, a por un par de litros de cerveza (seis tercios)

Tampoco sé si lo más correcto es escribir detrás de un teclado, porque en el fondo me hace sentir más cobarde aunque, también es cierto, me desahoga...

Hay veces que empiezo a beber inclusive sintiendo asco por el alcohol. Pero me digo a mí mismo que, bebiendo un par de copas, sé que me voy a sentir mejor, que va a desaparecer la ansiedad, y me esfuerzo para poder llegar a ese estado de "placer"... es decir, de inconsciencia.

Lo más triste es que, mientras escribo esto, me estoy tomando otra cerveza. Me gustaría poder tener el autocotros suficiente como para poder parar, y seguramente pensaréis que soy estúpido, puesto que con no beber es suficiente, pero no sé qué es lo que pasa... Utilizo mi fuerza de voluntad para conseguir tragar los primeros tragos (perdon por la redundancia), y cuando ya lo he conseguido, me he convertido en una persona totalmente débil e incapáz de decidir por sí misma.

¿Cómo es posible? No lo entiendo. Si realmente odio sentirme tan incapáz, ¿por qué consigo tener esa fuerza de voluntad para empezar la jornada alcohólica?

Por otra parte, en mi vida normal soy una persona muy luchadora, con un gran corazón y gran capacidad emprendedora. No paro de viajar para intentar que mis negocios lleguen a fructificar, y consigo prácticamente todas las metas que me propongo (no sin estrés, por supuesto), pero, después, en lo más sencillo que me encuentro, no soy capáz de tener ni la mínima fuerza para enfrentarlo... Si el primer trago me da asco, ¿por qué me estoy sumiendo en esta marea de nubes negras? ¿Por qué no soy capáz de tener esa pequeña fuerza o ese Pepito Grillo al que espanto cada vez que me molesta?

Uno de los casos que recuerdo me hicieron darme cuenta del problema fue hace unos meses que viajé a Senegal; comer comí poco o nada (perdí unos siete kilos en un par de semanas), pero eso sí, fuí capáz de salir a buscar bebida inclusive por la noche, con el peligro que entraña a un hombre blanco aventurarse por esos lares a esas horas... personalmente pensaba que, por la noche todos los gatos son pardos pero, es cierto lo que me dijo mi socio (que me acompañaba una de las noches), y es que los blancos, en la oscuridad, somos como las señales de tráfico... También es cierto que la gente de allí es magnífica, aunque la vida es exageradamente dura (no se sabe hasta que se está allí), pero pasa como en todos lados; hay gente buena y mala, y para ellos ser blanco y europeo significa nadar entre dinero, por lo que mis expediciones buscando alcohól, sinceramente, eran muy arriesgadas.

Hasta ese punto llego a necesitar al asqueroso alcohol. Si hubiese habido mosto en casa, igualmente me hubiese aventurado.

En el tiempo que he escrito esto, me he bebido otro medio litro de cerveza. Puede que no parezca demasiado, pero entre que escribo rápido y bebo aún más...

No sé a quién recurrir. Inclusive me siento mal escribiendo esto por si hay personas aquí que tengan el problema y mi mensaje sea negativo para lo que han conseguido... no lo sé.

Sé que soy un pelmazo de tomo y lomo pero, si cuando estoy sobrio ya lo soy, imaginad cuando la ebriedad ha invadido mi cerebro y me ha despojado de cualquier límite.

Otra de las cosas en las que justifico mi adicción es que desde los 6 ó 7 años he estudiado en el Coservatorio de Música. Toco la viola y percusión. Incluso llegué a grabar discos... todo lo tuve que abandonar por un futuro más prometedor que el de músico en este país. Hasta la SGAE nos ha llegado a multar por tocar nuestros temas, propios y sin registrar, en un local... así que, cualquiera ve el panorama. Durante muchos años toqué en la Orquesta de Jóvenes de Murcia, algo que inclusive ya desaparece... No yo, sino la Orquesta, jejeje Todo por los negocios...

En fin, que bastante hace el que haya llegado a este punto leyendo. No quiero aburrir más y, por supuesto, pido perdón por las faltas ortográficas o, inclusive, aberraciones lingüísticas que haya podido cometer... pero esque llevo mucha morralla en el cuerpo en este momento y, realmente, ni siquiera puedo saber lo que escribo. Lo más gracioso es que es sábado; cuando todo el mundo bebe... pero para mí es como un lunes, o martes, o miércoles...

Tengo miedo de acabar mal... recuerdo a mi madre e intento pensar que está aquí diciéndome que yo no soy así, y que tengo suficiente fuerza para dejarlo... pero... Qué le voy a hacer. Mi madre es mi icono como persona. Era enfermera y se dedicaba a curar a todo aquél que lo necesitase sin cobrar un duro. No cuando trabajaba, sino en su tiempo libre. Se dedicaba a acudir a las llamadas de personas del pueblo que necesitaban una atención relacionada con sus capacidades como DUE.

Incluso llegaron en dos pueblos donde estaba substituyendo (nunca ha aceptado una plaza fija en un hospital. Siempre ha preferido los centros de salud) llegaron a rellenar firmas para que no la trasladasen. Ya sé que parezco un hijo hablando de su madre y de la admiración que sentía y siente hacia ella, pero tendríais que haberla conocido.

El día en que falleció la gente se volcó completamente (y eso que el pueblo en el que vivo está lleno de cotillas y arrabaleros)

Bueno, y resumuendo, me gustaría poder encontrar gente con la que hablar de nuestro problema y de todo lo que haga falta, y ayudar en la medida de mis posibilidades, sobretodo cuando consiga aprender a ayudarme a mí mismo. En eso se basa la vida; ser capaces de conseguir lo que parece indecible para acabar haciendo lo indecible y, eso me lo enseñó mi madre (por supuesto y cómo no)

La vida está llena de trampas, pero sólo el que es capáz de conseguir dominarse a sí mismo será capáz de lograr sus metas...

Y eso me recuerda (jolines, qué peñazo de tío) que una de mis metas es hacer una protectora de animales, algo que ya estaba a punto de conseguir hasta que la crisis se llevó gran parte de mi patrimonio y todo lo que tenía preparado para este objeto.

No me estoy haciendo ni víctima ni nada por el estilo. Sólo estoy borracho y, como creo ya dije al principio de este mens... libro, quizás más que dirigirlo a quien pueda leerlo, es un modo de "terapia" para mí mismo, escribiendo lo que siento y el desgarro emocional que vivo por muchas razones.

Mañana me dará vergüenza inclusive volver a leer lo que he escrito pero, es parte de mi vida... avergonzarme siempre el dia después y sentirme incapáz de afrontar mi realidad. Quizás por eso me pasa lo que me pasa.

PD: Muchísimas gracias de antemano por las contestaciones.
PD2: El Quijote empezó así, liándose con todo lo que pillaba...
PD3: Sabiendo que mañana sentiré vergüenza por lo que he escrito, os agradezco que, al menos, alguien haya tenido el corazón de leerme y no reirse por el mero hecho de que exprese mis sentimientos. A esas personas, les debo un trozo de mi corazón (Valga, de nuevo, la redundancia)

Un abrazo.

Clodomir
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.